QUE HACER CUANDO EL CLIMA PARECE ARRUINAR NUESTRO VIAJE  IDEAL

QUE HACER CUANDO EL CLIMA PARECE ARRUINAR NUESTRO VIAJE  IDEAL

Desde hace algunos años las previsión del tiempo es un instrumento cada vez más accesible y consultado por las personas,  para la realización de cualquier tarea o simplemente para escoger que vestir o que llevar a la hora de salir, pero son también un referente para los viajeros a la hora de planificar un viaje, de armar el equipaje, de planear una ruta o de decidir cuándo y a donde ir. No obstante lo avanzado que puedan estar los instrumentos para la  previsión del tiempo, cada vez más esta previsión se convierte en una predicción y es que el cambio climático hace que el clima sea cada más inestable.

De tal manera que el factor climático y su inestabilidad es un elemento a considerar a la hora de que organicéis vuestros viajes. No por viajar durante el verano tenéis  garantizado que los días serán de total calor y sol, y que las frescas noches brillaran por su ausencia, puede que una buena camisa, alguna chaqueta ligera, un chal o pañuelo de lino ayuden a hacer más cálida una fresca noche de verano, o por el contrario una gafas de sol aunque viajes en invierno o en otoño sean de suma utilidad.

Ahora bien, los accesorios son algo que de alguna forma u otra se pueden solventar durante el viaje y no representan un mayor problema, pero ¿qué sucede si el viaje contemplaba un romántico paseo citadino  por la ribera de un río y de repente comienza a llover?, en más de una ocasión hay quien piensa que esto sería el fin, ¡pues no! Si lo que se trataba es de caminar la primera regla que habéis debido observar es usar calzado cómodo,  la segunda es que si no esperabas lluvia es porque de seguro era  una noche de verano, por lo tanto usabas ropa fresca, el tercer supuesto es que si solo habéis salido a dar un paseo romántico de noche y habéis seguido nuestros consejos de seguridad no lleváis con vosotros ni pasaporte ni nada que no sea necesario así que nada se estropearía, si todo estos supuestos son reales que mas da la lluvia, moveos hacia un lugar donde refugiarse y luego id por una buena copa  de vino, o algo caliente, total ¿qué más romántico que la lluvia?

Pero me dirás ¿qué sucede si no es una noche, ni medio día, ni dos horas de lluvia? Sino que nuestro fin de semana será muy húmedo;  De eso se trata este post de prever que esas cosas pueden pasar y que ello te afecte lo mínimo posible: una vez en un viaje a Ámsterdam con una muy buena amiga italiana, planificamos un sábado ideal en la capital neerlandesa, salimos de La Haya y según nuestros cálculos en una hora estaríamos en Ámsterdam, para quienes habéis estado en Los Países Bajos sabéis que la lluvia puede aparecer de forma repentina y el viento con ella, pues nuestro viaje de una hora se convirtió en un periplo de tres horas, con desvíos y escalas en Leiden y Haarlem, las lluvias habían sido más fuerte de lo estimado y algunos árboles cayeron en las vías ocasionando retrasos, una vez en Ámsterdam el caos en la ciudad por las lluvias y los fuertes vientos la hacía intransitable, los tranvías no funcionaban en su totalidad y el tráfico era insoportable, decidimos caminar hacia el Museo Van Gogh pero al llegar la fila era interminable y es un museo que,  si te gusta el arte impresionista del pintor holandés,   requieres de al menos tres horas para visitarlo, así que cancelamos la visita y nos fuimos a caminar, pero la lluvia regresó, así que paseando por el barrio  Jordan nos refugiamos en un café francés y un buen café y una tarta de chocolate nos salvaron la tarde, nos secamos dentro y se nos ocurrió que sería una buena idea que ella se llevase a Italia un buen paraguas en forma de triangulo ideal para ir en bici mientras llueve sin que el viento lo voltee, aprendimos a sacar el mejor provecho a un imprevisto que no podíamos cambiar.

Para los días de lluvia inesperada los museos son un buen lugar donde refugiarse, podéis seguir una vez dentro la ruta contraria a la indicada y así huir de las masas de turistas y luego disfrutar de un buen café, o una buena copa en alguna café, en alguna terraza techada, algún Mercado pintoresco o en algún acogedor lugar que de seguro existirá en la ciudad que visitáis. Pase lo que pase,  que la lluvia no arruine tu viaje. Pero lo contrario también podría suceder que esperabais lluvias y te llega una tarde de sol… pues no os preocupéis que de seguro las terrazas se activaran y para dar un paseo siempre será una buena ocasión.

En cualquier caso preved siempre en vuestra planificación de viaje un plan en caso de lluvia o mal tiempo, informaos de algún café de moda o icónico  que queráis conocer, algún museo, castillo o casa museo, restaurante que os apetezca, y tenedlo con  vosotros bajo la manga, así la lluvia o el sol no os pillará desprevenidos, lo importante es que disfrutéis de vuestro viaje porque ese viaje os lo merecéis y os lo habéis currado. ¡VIVE, VIAJA, VIBRA!

2 comentarios

  1. Muy buenas Carlos y Luis, Luis y Carlos!

    Personalmente me encanta la lluvia sobre todo cuando viajo a lugares cálidos donde un buen chaparrón refresca el ambiente, el cuerpo y el alma.

    ¡No me importa mojarme!

    Pero en otros momentos, como puede ser en la montaña, un cambio brusco del tiempo puede ser mortal. Hace un par de años pasó en las montañas del Pirineo cuando una pareja salio a caminar con mu buen tiempo.

    No pensaron en que el tiempo, a 2500m de altura, puede cambiar de forma repentina. Una tormenta los alcanzó y las temperaturas pasaron de los 26ºC a los 5ºC.

    Por desgracia perecieron abrazados bajo unas rocas. No supieron reaccionar…

    Así que os cuento 2 posibles casos que yo siempre tengo en cuenta cuando organizo mis viajes en https://www.travelingtobe.com

    ¡Saludos amigos!

    1. Author

      Muchas Gracias Joseba,

      Ciertamente si alguien sabe y puede aconsejar acerca de como hacer frente ante imprevistos durante un viaje eres tu! Improvisar un viaje de estos que nos cuentas no es un juego y comporta riesgos.
      Nos vemos
      Un Abrazo

      Luis y Carlos

Comments are closed.