El Olentzero y otras las Tradiciones de la Navidad Vasca

El Olentzero y otras las Tradiciones de la Navidad Vasca

Las tradiciones de la navidad vasca nos traen entre otros al Olentzero, ese personaje mítico leñador y último  de los gentiles forma parte de las tradiciones del Pueblo Vasco, y según ella fue el encargado de anunciar la llegada de Jesús y poner fin con ello al paganismo. Pero las tradiciones vascas de navidad son, como casi toda sus costumbres, una rica fusión de mitología ancestral y de la religión cristiana, ese sincretismo que rescata lo llamado pagano con esa nueva fe que llega a la península, la interacción de ambas hace de las tradiciones navideñas en Euskadi una interesante objeto de estudio. ¿Te animas a descubrilas juntos?

pais basqEl Olentzero

El llamado Papa Noel Vasco, tiene una apariencia que dista mucho de la concepción de occidental de Papá Noel, tiene mas bien un aspecto de leñador con 366 ojos (que coinciden con los dias de un año bisiesto), y lo hace parecer grotesco. Pero el Olentzero es el encargado de llevar por las chimeneas los regalos la noche del 24 de diciembre, y simboliza ese salto de las costumbres ancestrales a la nueve religión con su anuncio de la llegada de Jesús llamados por los gentiles Kixmi.  Un Canto dice:

Cuando se ha enterado                       “Aditu Zuenian 

de que Jesús ha nacido                         Jesus jaio zela 

dicen que ha venido rápido                 lasterka etorri omentzen 

a darnos parte”                                       parte ematera”

En cuanto al origen de su nombre muchos historiadores coinciden que significa “época de lo bueno” y esta asociado con el cambio estacional de la noche del solsticio de invierno.

Para algunos tiene su origen en las montañas de Lezaka (Navarra) y que llega desde lo mas espesos bosques de hayas en el valle de Onin antes de que este llegue al río Bidasoa.

¿Qué aspecto tiene el Olentzero?

Su aspecto cambia de un sitio a otro, en general se representa barrigudo, campechano, buen bebedor (con una vieja bota de vino coilgando a su costado), y de apetito voráz, cubierto con un pellejo y calzado de abarcas, no le falta obviamente una txapela, ni tampoco el color negro tiznado su cara.

En algunas poblaciones como en el Valle de Larraun (Navarra) lleva una hoz, usada para “cortar el cuello” de los que quebrantan el ayuno anterior a la Nochebuena.

Tradicional llegada del Olentzero

Una antigua tradición nos cuenta que de las alturas de Lesaka, se hacía por parte de los niños una ronda en la que paseaban por el pueblo y sus caseríos un rechoncho muñeco, mientras cantaban temas alusivos y pedían aguinaldos, esta costumbre se extendió luego por toda Euskal Herria.

Actualmente es común ver como en los pueblos y ciudades, jóvenes pasean de casa en casa un Olentzero hecho de paja, sentado en una silla mientras recogen viandas para una merienda o dinero, despues en algunos casos – como en Lesaka- le dan fuego.

En otros lugares como en Leitza (Nafarroa/Navarra) el Oletzero es descolgado desde el campanario de la Iglesia.

Eguberri: día o Sol nuevo

El 25 de diciembre, conocido hoy como dia de navidad, era para la antigua tradición vasca un día de celebración, porque se festejaba el solsticio de invierno. Pero en el siglo IV, el Papa Julio I, hizo coincidir el nacimiento de Jesús con el solsticio la llamada “Natalis Invicti” -Fiesta del Sol Invicto.-

Para muchos pueblos, incluyendo los vascos, el inicio del año coincidía con la navidad es decir con el solsticio de invierno. De hecho será eguberri la palabra mas generalizada entre los euskaldunes para referirse a la navidad, hace referencia a ese nueva época de lo bueno. Por su parte en Bizkaia se acuñó la expresión Natibitate-eguna -día de Navidad- siendo otra forma de nombrar hoy en día las noches buenas o gabonak.

En algunas comarcas de Navarra, estas fechas se les conoce como Xubilaro, Aro (zaro) época, y subil es el tronco encendido en el fuego del hogar por la noche buena.

Los zapatos limpios y  los regalos en la Navidad

Fue en Zubero donde por primera vez en el País Vasco se observó la costumbre por parte de los niños de dejar zapatos muy límpios ante las chimeneas por Nochebuena, encontrándolos llenos de regalos la mañana siguiente y se les decía que los habia dejado el “Niño Jesús”.

Gabon o fuego sagrado

Una vez llegado el Olentzero, y concluída la misa del gallo,  se enciende el fuego en el hogar y de aquel viejo tronco, quedarán las cenizas que durante el nuevo año se guardarán para “curar maleficios y males”.

En ocasiones la quema se hace en lugares públicos, una práctica que rememora un antigo ritual pagano, que se realizaba a propósito del solsticio.  Tales hogueras navideñas se consideran sagradas y por esta razón se conserva juntoa las puertas de las casas, como elemento de buena suerte, parte de la leña que no termino de arder. Y con ella se encederá el siguiente fuego la navidad.

Para que sirve y para que se usa Gabon

Gabon se denomina al fuego de la Nochebuena, fuego que calienta la reunión mas importante de las navidades vascas, la de la vispera de navidad, y no la de navidad como en el resto de la península ibérica.

En Elduaien (Gipuzkoa), la fogata debía de ser enorme para impedir que el Olantzero se colase por la chimenea y atacase a todos con su hoz.  En otros lugares como en Ezkiroz (Navarra) a los animales domésticos se les hace pasar por encima del tronco que ardió en Nochebuena, y con ello evitar que al año siguiente ninguno muera por accidente.

Canción de navidad y el Menú de Nochebuena

La popular canción navideña Gabon Gabean ahituten dogu nos descubre cuál ha sido tradicionalmente el menú de Nochebuena: Berza cocida y rociada con aceite, merluza y bacalao en salsa, besugo asado, solomillo, costillas o embutidos de cerdo. Como postre, el mas tradicional ha sido la salsa de nueces, y las castañas asadas, mientras que la bebida el txacoli.

Belen de Santa María

El Belén de Santa María es uno de los belenes mas célebres de Euskal Herria, se instala en la capilla de la Inmaculada en la Parroquia de Biasteri-Laguardia (Araba), la particularidad es que las figuras que lo componen son móviles y el 1 de enero se escinifica la presentación del niño Jesús en el templo, el día de Reyes la adoración  de los pastores y el domingo siguiente la huída de Egipto.

De estilo rococo se ponía en la iglesia al menos desde 1749, fue reformado y ampliado por Domingo Bustero en 1767. A partir de esta fecha el montaje navideño además de mantener los valores simbólicos de los belenes tradicionales incorpora resortes de movimiento para teatralizar los principales pasajes de la infancia de Jesús.

En la actualidad el belén está formado por un conjunto de 73 piezas de las cuales la mayoría son de estilo rococó, incorpora en las piezas resortes para generar movimiento.